Cómo aprovechar al máximo las visitas para conocer tu futura casa

Los recorridos en el hogar son una parte clave del proceso de compra de la vivienda. Es tu primera impresión del lugar al que podrías llamar algún día tu hogar.

En la mayoría de los nuevos complejos, existe lo que le llaman una casa o departamento muestra.

En nuestra visita a los Departamentos en la Condesa no fue la excepción y este tipo de exhibiciones te da una idea mucho más clara de cómo se verá tu hogar y puedas encontrar el ajuste perfecto.

La idea de este tipo de exposiciones es mostrarte el espacio y lo hacen para que te enamores del lugar.

Entonces cuando llegas y te ves en ese espacio, entonces te puedes preguntar si te estarás conectando con la casa.

Y para ello aquí algunos consejos:

a) Planifica tus visitas a las casas o departamentos muestra

Enfócate en lo que necesitas. Por ejemplo, si sabes que quieres vivir en una casa de dos pisos, no veas casas de un solo nivel.

Si sabes que quieres una piscina, solo visita casas que tienen piscinas. Si una habitación solar es importante, revisa esa habitación primero para ahorrar tiempo.

Investiga previamente un poco la casa, sabiendo cuáles son sus pros y sus contras para poder verlos en tu visita.

Si la casa tiene un precio más bajo o más alto que la mayoría, considera las razones del por qué.

Si no sabes por qué se está vendiendo por menos, eso no es bueno. Una casa de menor precio todavía puede valer la pena.

Si la casa o departamento es nuevo, pueden ser otros los factores como la ubicación o justamente porque es la casa muestra.

Si tienes hijos déjalos en casa, al menos durante la primera visita ya que te pueden distraer.

Y apégate a las casas que podrías comprar de manera realista. No querrás experimentar la agonía de enamorarte de algo que en realidad solo será un sueño.

Resultado de imagen para colonia condesa

No veas una casa que no podrás pagar.

Lleva tu teléfono y una cinta métrica para tomar fotos, además de medidas, para ver cómo una casa puede acomodar tus muebles y electrodomésticos principales y llevarlos a la colonia Condesa.

b) Revisa tu respuesta emocional

Cuando ingreses por primera vez a una casa en un recorrido, toma nota de tu respuesta emocional.

¿Cómo te hace sentir la casa? Si te sientes cómodo, probablemente valga la pena pasar más tiempo allí. Si te siente incómodo, pasa a la siguiente casa.

Pero ten cuidado de comprar una casa basada en solo en lo que sientes.

La puesta en escena del hogar o la decoración que coincida con tu estilo pueden crear una conexión emocional con una casa que, en última instancia, no es adecuada para ti.

Ten presente que algunas exposiciones tendrán muebles pequeños que hacen que las habitaciones luzcan diferentes.

Algunas otras se organizan para ocultar fallas importantes.

Hay que ver más allá de la exhibición ya que terminas por irte y los muebles son los que te vendieron esa casa.

En su lugar, presta atención a las características de la casa que no cambian: los zócalos, el suelo y el tamaño de la habitación.

[FUENTES: YouTube || Departamentos Condesa|| Wikipedia ]

Lleva contigo las medidas de tus muebles para asegurarte de que cabrán en el espacio.

Si no es así, ¿estás dispuesto a invertir en muebles nuevos por el bien de la casa? Eso podría ser un factor decisivo, algo tan simple como dónde colocar un televisor.

El enfoque de una universidad mexicana

¿Ya te encuentras buscando las diversas convocatorias para la Universidad? Hace poco ví la convocatoria de ingreso UANL que es la que me interesa pero me surgió la duda sobre cómo se ve una universidad mexicana desde fuera del país.

Cuando un estudiante escucha la palabra “universidad” en los Estados Unidos, por lo general piensa en una licenciatura de cuatro años o en un título de asociado de dos años.

Una universidad, como la llaman con más frecuencia los estudiantes, es elegida para cumplir con los requisitos de un individuo.

Si quieres una pequeña universidad en un pueblo rural en el sur, puedes encontrar muchísimas opciones. Si quieres una universidad en una ciudad grande, hay una variedad diferente.

Desde clases nocturnas, clases de madrugada, clases con menos de 20 estudiantes, clases que llenan un auditorio: la elección es tuya.

En los Estados Unidos, pueden elegir cuándo, dónde y con quién en lo que respecta a su educación universitaria. ¿Pero es esta realmente la mejor forma?

REFERENCIAS: YouTube || UNITIPS || Wikipedia

Las personas fuera de los Estados Unidos suelen ver a una universidad de forma diferente.

Una “universidad” es, por definición, una institución de educación superior que otorga al menos una licenciatura. Aunque en la mayoría de los casos, una universidad es una escuela o división de una universidad.

En muchos otros países, México en particular, “universidad” tiene un significado muy diferente.

En México, los estudios secundarios son mucho más rigurosos que en los Estados Unidos y se espera que los estudiantes sepan en qué campo quieren trabajar antes de ingresar a la universidad como en UNITIPS.

Si no saben después de graduarse de la escuela secundaria, no van a la universidad y es en el nivel llamado preparatoria donde se hace justamente ese paso… un proceso preparatorio para elegir una carrera universitaria.

A los 18 años, recién llegados de los uniformes prensados y plisados, los estudiantes a menudo se aplican a un programa de estudios universitarios.

No se aplican a una universidad en particular, sino que se aplican a la especialización exacta que pretenden estudiar en los próximos cuatro a cinco años.

Los programas generalmente también duran un año más que el mismo programa de estudios universitarios en los Estados Unidos.

Si el estudiante es aceptado, se colocará en un grupo con el que estará en clases para los próximos 2 años de estudio y se separan cuando llegan a la etapa de preespecialización.

Los universitarios en los Estados Unidos piensan que lo tienen difícil cuando la única clase abierta que necesitan se ofrece a las 8 a.m., dos días a la semana.

Resultado de imagen para estados unidos

Eligen las clases que quieren tomar, el profesor, la hora y el día.

Desde la perspectiva mexicana, pensaríamos que se encuentran un tanto consentidos.

Imagina una experiencia universitaria que está preparada para ti y no tienes opción en cuanto a qué tipo de clase quieres tomar.

Si, después de dos años en la escuela, te das cuenta de que tu especialización no es lo que quieres hacer después de todo, que pena.

Es por ello que el trabajo en preparatoria consiste en llevar y orientar al alumno para identificar sus preferencias y habilidades.

A través de la Orientación Vocacional se pretende que la elección tomada por el alumno sea la más acertada y / o menos frustrante al final del camino.

He aquí la diferencia… 🙂

El poder de los slogans

Los lemas le dan a los nombres y marcas comerciales un impulso instantáneo y hacen que su mensaje se mantenga en la mente de los clientes.

Los eslóganes de marca traen de forma instantánea a la mente de los consumidores el producto y la compañía a los que pertenece el eslogan.

Solo piense en algunos de los grandes lemas de marca de nuestro tiempo como “Just Do it!” de Nike, “Think different” de Apple o “Con toda confianza… es Herdez” de Herdez, son lemas que se reconocen al instante en todo el mundo o te remontan a tu niñez como el famoso “Recuérdame” de los Gansitos Marinela.

[REFERENCIAS: Grupo Bimbo, YouTube y Wikipedia]

Cuando se usa bien y se repite con frecuencia, un eslogan puede convertirse en parte del tejido de un producto… y hasta de la marca.

Lo que realmente hace es comunicar la idea central de una empresa, producto, organización o movimiento.

Cuando vemos un eslogan que “nos habla”, nos conectamos instantáneamente con la marca, es decir, “lo conseguimos” y “nos atrapa”.

Cualidades de un buen eslogan

Para crear un buen eslogan, primero debes saber cuáles son las cualidades de un buen eslogan, veamos:

1) Un buen eslogan es memorable

Dado que el propósito de un eslogan es aumentar el recuerdo de la marca y desencadenar las motivaciones del comprador, primero debe poder captar tu atención y permanecer en tu memoria durante un período determinado.

Mantener el poder es un factor esencial en la industria de negocios y crea lealtad a la marca.

2) Un buen eslogan crea imágenes en la mente del consumidor

La mayoría de la gente imagina esas imágenes cuando oyen algo. Por lo tanto, puede activar los patrones visuales de sus clientes utilizando el eslogan.

Y no solo los patrones visuales. Cuando un slogan proviene del sector alimenticio, te llega a despertar las papilas gustativas y por ende los antojos.

Así que cuando escuchas el slogan, muy seguramente te estarás deteniendo en la primera tienda que te encuentras y listo… compras el producto.

Por lo tanto…

3) Un buen eslogan lleva a la gente a la acción

Tal como lo vimos en el punto anterior, un buen slogan despierta los factores desencadenantes de los consumidores que influirán en su decisión de comprar un producto específico.

E incluso, pueden pasar años y el slogan sigue vivo en la mente de sus consumidores, tal como me pasa a mi con el “Recuérdame” de los Gansitos Marinela.

4) Un buen eslogan destaca el beneficio del producto

Esto está relacionado con los esfuerzos de crear una distinción de productos, que consiste en enfatizar los beneficios que su público objetivo obtendrá o podrá obtener del uso de los productos o servicios de una empresa.

Por lo tanto, detenerse a crear un poderoso slogan es un activo para una marca, lo que la puede llevar a mantenerse en el gusto y la mente de sus clientes.

Y para ello, debes utilizar tu eslogan en todos tus materiales de marketing.

Una vez que haya resuelto el eslogan, comienza a difundir las “noticias”. Hazlo parte de tus esfuerzos de marketing en línea y fuera de línea.

Cuanto antes comiences a usar tu nuevo eslogan, más pronto se volverá familiar para tu público objetivo.