Tamales de elote … una receta dulce conocidos como uchepos

¿Alguna vez probaste una receta que no resultó del todo la primera vez que la probaste? Bueno, esto es exactamente lo que me sucedió con esta receta de tamales de elote mejor conocidos como (uchepos).

En mi familia ha circulado esta receta desde hace unos años. Y, por supuesto, como muchas recetas mexicanas más antiguas y tradicionales las medidas se expresaban primero en “cuarterones” después pasaron a kilos y gramos.

Sin embargo, las cantidades eran masivas ya que se utilizaban para ceremonias especiales y / o grandes familias, así que ajustar las cantidades para una pequeña cantidad resulta hacerlo entre ensayo y error.

Pero no acaba ahí, también podemos experimentar agregando nuevos ingredientes. En esta ocasión haremos Uchepos con coco y queso crema.

La idea es aprovechar ese maíz fresco cuando está de temporada.

Los ingredientes

  • 5 elotes frescos y grandes
  • ½ taza de azúcar o al gusto
  • 8 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 1 ½ cucharaditas de polvo de hornear
  • ¾ cucharadita de canela molida
  • Pizca de sal
  • ¾ a 1 taza de harina de maíz
  • 1 taza de coco rallado sin azúcar
  • 1 barra de queso crema de 250 gr
  • Hojas de maíz ablandados durante la noche (de la misma mazorca que tienes)
  • Papel de delicatessen o papel de aluminio opcional (para envolver tamales si no cuentas con las hojas)

Preparación

Retira las hojas del maíz fresco y sumérgelas inmediatamente en agua tibia. Desecha las sedas o pelo de elote (o puedes hacer un té que ayuda al riñón).

Retira todos los granos de los elotes con un cuchillo. Agregalos al procesador y procesa hasta obtener una mezcla suave y uniforme.

En un tazón aparte, batir la mantequilla y el azúcar hasta que quede suave y esponjosa.

Al maíz, agrega la mezcla de mantequilla / azúcar, levadura en polvo, canela y sal. Procesar hasta que se incorporen los ingredientes.

Si la mezcla está muy aguada, entonces agrega la harina de maíz un poco a la vez, lo que buscamos es una masa firme y no líquida. Verifica lo dulce de la mezcla.

Agrega el coco rallado y solo mezcla un poco para incorporar. Transfiere la masa de maíz dulce a un tazón, cubre y enfría hasta que estés listo para armar los tamales.

Cortar el queso crema en 24 tiras iguales. Deja enfriar hasta el armado de los tamales.

Ahora vamos a escurrir el agua de las hojas de maíz y refrescarlas con más agua caliente.

Toma una hoja que sea de aproximadamente 10 cm de diámetro. Sacude el exceso de agua. Coloca dos cucharadas completas de masa de maíz en el centro (verticalmente). Añadir una tira de queso crema en el centro de la masa.

Dobla el lado más cercano a ti y tira un poco para apretar. Continúa formando el tamal lo más apretado que puedas sin que salga el relleno. Si usas el papel deli o papel de aluminio, envuelve el tamal de forma segura hay videos de como en KiwiLimón

Colocar en una vaporera, previamente con agua hasta la rejilla. Haz una cama con un poco de hojas de maíz fresco al fondo del vaporizador.

Resultado de imagen para tamales

Acomoda todos los tamales de forma vertical y cubre con más hojas de maíz, tapa la olla y dejar que hierva rápidamente. Reduce el fuego a medio y continúa cocinando al vapor durante 1 hora y 20 minutos.

Ten a la mano agua caliente y agrega al vaporizador según sea necesario.

Deja reposar los tamales en una olla tapada durante unos 30 minutos antes de servirlos. Se afianzarán mientras se enfrían.

REFERENCIA: KiwiLimón || YouTube || Wikipedia

Esta receta te rinde para 24 tamales. Decore con leche condensada azucarada, crema o queso desmenuzado.

¿Qué causa ansiedad?

Hay varias cosas que pueden contribuir a los síntomas de ansiedad y una de las más comunes puede ser parte de tu rutina diaria de la mañana.

La cafeína puede ser una causa directa de ansiedad, pero para muchos que sufren de ansiedad sigue siendo parte de su rutina matutina.

La comida también puede predisponerte a episodios de ansiedad.

Si luchas con un mal control del nivel de azúcar en la sangre, cuando tus niveles lleguen al límite, tendrás un riesgo mucho mayor de tener síntomas de ansiedad.

La reacción natural cuando los niveles de azúcar en la sangre son bajos es buscar un refrigerio azucarado que dispara azúcares en la sangre y te hace propenso a «altibajos» constantes.

Cuando en este punto es el consumo de azúcar lo que te produce esa sensación de ¨tranquilidad¨ ¡cuidado! Porque se está llegando a una línea muy delgada entre la obesidad y la diabetes.

Y cuando se cruza este puente el regreso puede ser difícil para bajar de peso y definitivamente imposible si de diabetes se trata.

La diabetes una vez adquirida es un ¡sí o si! cambio en el estilo de vida para no llegar a escenas terribles como un pie diabético, diálisis o ceguera, por solo mencionar algunas secuelas de la enfermedad si no se cuida.

REFERENCIAS: YouTube || Medline Plus

Y a su vez los niveles inestables de azúcar en la sangre, la cafeína y el estrés contribuyen a la ansiedad.

El estrés es otra causa importante de ansiedad.

El estrés viene en muchas formas diferentes: trabajo, escuela, relaciones, finanzas, alcohol y drogas, e incluso demasiada exposición al WIFI y dispositivos móviles.

Reducir la exposición a factores estresantes bajo tu control (cafeína, azúcar, alcohol, drogas recreativas, etc.) es el primer lugar para comenzar, lo que te permite mejorar tu respuesta a los factores de estrés que no están bajo tu control (es decir, tu carga de trabajo en la escuela o en la oficina).

Tu reacción a los factores estresantes es lo único que realmente puedes controlar y juega un papel masivo en lo bien que lidias con el estrés.

Si luchas con la ansiedad, es probable que tu sistema nervioso simpático esté demasiado acelerado en el modo «luchar o huir» (en el cual tu cerebro y tu cuerpo creen que huyes de un tigre o un león), cuando en realidad son demasiados correos electrónicos o plazos de trabajo por cumplir.

Si reaccionas de manera constante a los factores estresantes, puedes programar eficazmente tu sistema nervioso para que siempre «responda de manera exagerada» al estrés, lo que provocará síntomas de ansiedad.

Este es otro punto importante a considerar, todos tenemos problemas y responsabilidades… solo hay que aprender a darle su justo peso. Entiendo que no es sencillo, pero ahí radica el secreto.

La buena noticia es que puedes reprogramar tu respuesta al estrés y desarrollar una mejor capacidad de recuperación para enfrentarlo.

Reprogramar tu sistema nervioso con algunos ejercicios suaves o «hackeos» de estilo de vida te ayudará a reiniciar tu hiperactivo sistema nervioso de «luchar o huir».

Una forma saludable que ayuda mucho a reducir el estrés y a su vez la ansiedad es el hacer ejercicio, meditación, tomarse un tiempo para uno y escuchar música, cantar… bueno, hasta gritar ayuda a sacar el estrés.

En sí… es algo así como ¨desconectarte de tu entorno para conectarte con tu mundo interno¨.